Conservación del Loro Orejiamarillo

El Loro orejiamarillo habita en los Andes centrales. Hasta hace unos años existían poblaciones en Ecuador y en Colombia, pero lamentablemente los ejemplares ecuatorianos han ido desapareciendo hasta su fin, en 1998. En Colombia se descubrió poco después una población de 82 ejemplares, en las que se trabaja prioritariamente.

Las principales amenazas del Loro orejiamarillo son la tala de los bosques andinos, ya que tiene una estrecha relación ecológica con el árbol nacional colombiano, la palmera de cera, que ha sufrido una dramática merma. La degradación del hábitat por la presencia humana y la previa presión de las capturas han empeorado su situación.

Ognorhynchus icterotis
Estado de conservación: Categoría EN (En peligro) en la Lista Roja de UICN.
Población silvestre: 3.790, creciendo.
Población en cautividad: 0.

Objetivos
Restablecer la población silvestre hasta su salida de la lista de especies amenazadas de la UICN. Por el momento, ha pasado de estar “En peligro crítico” a “En peligro”, lo que supone un avance importante logrado por el proyecto.

Estrategias
Las estrategias seguidas en este proyecto combinan la investigación acerca de la especie y su entorno, la monitorización y seguimiento de la población en Roncesvalles y Jardín, sus dos más importantes reductos, junto con la concienciación social y la implicación de las comunidades locales. El establecimiento de áreas protegidas y la reforestación han sido también líneas de trabajo esenciales.

Acciones
De una parte, se han efectuado recuentos de dormideros y se ha logrado registrar cada vez más individuos. En la última época de cría, la monitorización de nidos ha permitido seguir la evolución de 350 polluelos. Los trabajos han logrado también recuperar 3.200 hectáreas de bosque andino, a través de la producción en viveros de plantones de especies importantes para la dieta del loro orejiamarillo, y la introducción de 330.000 plántulas de árboles y palmeras de cera. Se ha establecido una zona amortiguadora de 4.490 hectáreas por un parque nacional, y otro de 4.900 hectáreas, con reservas privadas. Otro importante paquete de acciones se ha dirigido a labores de concienciación social y divulgación, tanto entre escolares como dirigidas a la población adulta, a través de campañas en medios de comunicación, festivales, talleres ecológicos y el aula móvil “loro bus”. En sólo cinco años se estima haber llegado a más de 130.000 alumnos y 5.000 adultos de diferentes comunidades.

Colombia
Andes Centrales

Partner Local
Fundación ProAves

Otras organizaciones involucradas
Ayuntamientos de Jardín y Roncesvalles

Fondos desde 1999: 1.459.975 $

Ognorhynchus icterotis