Ara militaris, Guacamayo militar

Categoría Terrestre
Fecha  2015
Inversión 197,291$

Desde 2015 LPF ha ayudado a la protección del Guacamayo Verde, una especie que habita desde México hasta Agentina, cuya principal amenaza es la destrucción del hábitat.

Colabora con el proyecto
Volver al mapa

Los requisitos de recursos de Guacamayo militar (Ara militaris) y el potencial para el ecoturismo en la costa de Jalisco, Mexico

El guacamayo militar, Ara militaris, se encuentra categorizado como Vulnerable según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Naturaleza (UICN) y estimaciones recientes han reportado que la población de individuos maduros se encuentra en declive debido principalmente a la perdida de hábitat y a la captura de individuos para el tráfico doméstico. En Sur América habita en los bosques húmedos y en áreas despejadas adyacentes a estribaciones boscosas. En México, donde se lleva a cabo el proyecto que apoya Loro Parque Fundación se puede encontrar en bosques áridos y semiáridos, en bosques de pino-encino, bosques ribereños y estacionalmente se puede desplazar hacia bosques espinosos densos, también se ha reportado que esta especie puede habitar los campos agrícolas y las huertas.

Una de las estrategias de conservación del guacamayo militar podría ser fomentar el uso no extractivo de las poblaciones, por ejemplo a través del ecoturismo, pero la implementación de estas estrategias requiere una base social y científica.

En este sentido el proyecto apoyado por Loro Parque Fundación busca evaluar  los requerimientos de recursos alimenticios, hábitats y lugares de anidación de Ara militaris, así como comprender la percepción y actuación de la población local hacia la conservación de los guacamayos, esto con el fin de generar  una base social y científica para implementar medidas de conservación no extractivas que tengan en cuenta las necesidades de la comunidad local.

El proyecto se lleva a cabo a lo largo de la costa en tres tipos de vegetación: bosque tropical seco caducifolio, bosque semi-caducifolio  y  bosque templado de pino-encino. En cada tipo de vegetación, se han puesto puntos de conteo de los guacamayos y se han establecido transectas para examinar los ciclos vitales (fenología) de las plantas presentes en el hábitat de los guacamayos. Los conteos puntuales de los guacamayos realizan en las primeras 3-4 h de la mañana, cuando los psitácidos están más activos y para estudiar su dieta se hacen observaciones oportunistas en cada tipo de vegetación y cada período del año. Cuando se han encontrado guacamayos alimentándose, las investigadoras han registrado la fecha, hora, tipo de hábitat, coordenadas geográficas, especie y el tamaño (dbh – diámetro a la altura del pecho) del árbol, así como el número de guacamayos alimentándose y la parte de la planta que comen (pulpa de frutas, semillas o flores), también se registra y la etapa de madurez del árbol (inmaduro, maduro, o seco).

Como resultado se han encontrado variaciones estacionales significativas en la abundancia relativa del guacamayo, siendo más alta en la estación seca, con un descenso en la temporada de lluvias. Esta fluctuación estacional en la abundancia del guacamayo se asoció con distintos tipos de vegetación. En la mayor parte del año, la abundancia de guacamayos fue generalmente mayor en los bosques semi-caducifolios en comparación con los otros dos tipos de vegetación, con un pico de abundancia en este tipo de bosque en medio de la temporada seca, en abril.

En cuanto a la disponibilidad de alimentos, según las transectas de fenología se registró un total de 454 árboles, de más de 52 especies produciendo frutos. Tanto el bosque tropical caducifolio como el semi-caducifolio demostraron patrones similares de disponibilidad de frutos durante todo el año y en ambos tipos de bosques tropicales, el pico de frutos se produjo en la estación seca.

El alimento consumido con más frecuencia por los guacamayos son las semillas verdes de árboles de haba (Hura polyandra; Euphorbiaceae), las semillas de los frutos maduros y verdes de los árboles de ramón (Brosimum alicastrum; Moraceae) y la pulpa de la fruta de la palma (Orbignya guacuyule; Palmaceae).

La información obtenida por el proyecto será directamente aplicada en gestión forestal por las comunidades locales en áreas de guacamayos, identificando hábitats y especies arbóreas para su conservación. Las recomendaciones del estudio pueden también ser incorporadas en el Plan de Conservación del guacamayo militar que se desarrolla en colaboración con agencias del Gobierno Mejicano.

BLOG

Últimas noticias

12 especies salvadas de la extinción

| Blog | No Comments
Loro Parque Fundación trabaja cada día para potenciar proyectos de conservación de distintas especies animales…

Informe de la ONU alerta de un calentamiento global sin precedentes en los últimos diez años

| Blog | No Comments
Un estudio elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de…

Mito vs. Realidad

| Blog | No Comments
MITO: Las instalaciones no pueden ofrecer un entorno que simule el complejo entorno marino natural.…

La educación ambiental en los zoológicos: explorando el impacto de las visitas guiadas en la conexión con la naturaleza y las actitudes hacia la conservación de las especies

| Blog | No Comments
La labor de educación ambiental que llevamos a cabo los zoológicos y acuarios modernos es…